Le preguntamos a venezolanos en el exterior si volverían a Venezuela


Artículo publicado por VICE México.

Venezuela vive la situación migratoria más importante de su historia. Según Stephane Dujarric, vocero de las Naciones Unidas, 2,3 millones de personas han huido de Venezuela en los últimos años. Yo mismo salí del país hace un poco más de dos años, huyendo de la situación política, económica y social. Nunca jamás pensé en regresar. Hoy, gracias a la juramentación de Juan Guaidó como Presidente (E), muchísimas personas han estado meditando volver o no al país. He notado luego de platicar con amigos, familiares y en redes sociales, que realmente es una pregunta que varios venezolanos se están formulando. Por primera vez en mucho tiempo hay esperanza de que, quizás, la situación política venezolana va a cambiar para bien.

Personalmente no volvería a Venezuela. He hecho vida en México y sembrado raíces ya muy importantes como para dejar el país. Pero mis padres siguen en Venezuela y quiero que todo esto se resuelva de la mejor manera posible para que, si no emigran, puedan tener una vida parecida a la normal y alejada a la que tienen ahora: en un país sumamente inseguro, con escasez de alimentos, medicinas y cualquier tipo de productos básicos. Si yo, junto a mi hermano, no ayudamos a nuestros padres con envío de medicinas, dinero y cualquier otro producto que no tengan allá, no la pasarían bien. He escrito bastante sobre este tema y ya está normalizado en mi familia que no consigan medicamentos básicos.

Contacté a varios venezolanos inmigrantes para saber si volverían a Venezuela en caso de que el gobierno o la situación política en el país cambie.

Nunca lo contemplé, pero ahora tengo dudas

Salí de Venezuela hace tres años y actualmente vivo en Argentina. La gran mayoría de los testimonios que vas a encontrar, te dirán que salieron del país sin ellos quererlo. Los empujó la situación. Emigrar de tu tierra es difícil, y más aún si no conoces a nadie ni tienes algún tipo de relación laboral con el país al que llegas. Empezar de cero. Tener que vivir en condiciones precarias por un momento. Yo trabajé de lo que podía (vendedora de helados, Rappi) para mantenerme mientras resolvía mi legalidad y encontraba trabajo para lo que estudié: Ingeniera.

No he logrado encontrar trabajo en esa rama y quizás ya nunca más vuelva a algo así. Actualmente trabajo en una tienda de ropa y no me va mal, pero luego de todo esos acontecimientos, realmente los venezolanos estamos sintiendo que es posible un cambio. En Argentina hay una comunidad venezolana importante, y nunca había visto tanto ánimo y esperanzas con respecto a la situación del país. Es hermoso. Nunca contemplé volver al país por la terrible situación en la que está. Pero allá están mis padres, tíos, abuela y hermano. Actualmente tengo dudas de lo que podría pasar. Si realmente Maduro cae en elecciones o entrega el poder, tendría muchísimas dudas. Podría regresar a ayudar a la construcción del nuevo país.

—Amanda, 28 años.

Venezuela está rota y hacen falta muchos años para volver a lo que era

He tenido esta conversación muchas veces. Jamás volvería. Para mí, volver a Venezuela significaría comenzar de cero. Ninguno de mis amigos vive allá. Solamente viven mis padres. Llevo año y medio fuera del país y por suerte me ha ido bien: tengo trabajo estable y me encanta Barcelona, es una ciudad que se parece mucho a mí. Soy creador de contenidos para una agencia de publicidad importante, básicamente mi trabajo soñado.

Cuando emigras tienes que tener en la cabeza que todo lo que quedó atrás, realmente quedó atrás. Si no, las posibilidades de éxito son mínimas. Tener esa nostalgia en la espalda pesa demasiado y, aunque no lo crean, juega un papel importantísimo en tus probabilidades de éxito. Venezuela está rota. No importa quién sea presidente. Claro que quiero que Nicolás Maduro deje de ser el presidente, pero, ¿cuántos años se necesitan para que vuelva a ser la Venezuela de 1998? No tengo la más mínima idea. Esto es un proceso de recuperación del país que llevará años. Además, estoy en una ciudad de primer mundo y no quisiera regresar al tercero, para mí, volver jamás será una opción.

—Javier, 29 años.

Volvería sin dudarlo

¿Sabes lo difícil que fue para mí dejar el país? De lo más complicado que he hecho. Nunca me he sentido bien en Bogotá, ha sido una lucha tras lucha para poder subsistir adecuadamente. Tenía mi vida soñada en Venezuela: trabajo divertido, todas mis amistades y mi familia en un solo lugar. Todo esto que está pasando es algo histórico y levantó el ánimo de todos los venezolanos cuando realmente estaba muerto. En verdad se siente como una nueva oportunidad y ojalá todo salga como se espera. He hablado con mis amigos sobre esto: la gran mayoría estaría encantada de volver y ser parte de la reconstrucción de la nueva Venezuela. Algunos llevan años en el exterior y de igual forma quieren volver. Es un momento histórico y Venezuela necesita de los jóvenes que se fueron del país para sacarlo adelante. Además, estaríamos siendo parte de la historia. ¿Te imaginas que pasemos a la historia como los jóvenes que volvieron y ayudaron a que Venezuela vuelva a ser lo que en algún punto fue? Sería hermoso y sueño con esa oportunidad. Volvería sin dudarlo.

—Ángel, 27 años.

El país no es el mismo que dejé

Dejé Venezuela hace seis años. Hay algo que quizás no muchas personas entienden con respecto a Venezuela: dejarlo seis meses es el equivalente a dejar cualquier país normal unos tres años. Todo cambia rápidamente: el valor de la moneda, los precios de los productos y la gente. En Venezuela es común necesitar un dealer para muchas cosas: desde productos básicos hasta una llanta para tu auto. Y toda esta realidad solo se ha agravado con los años.

Sí, sería hermoso volver, ¿pero a qué costo? El país no es el mismo que dejé y no creo que se convierta en lo que ya me acostumbré. Vivo en Madrid y, lastimosamente, jamás tendré este estilo de vida en Venezuela. Amo a mi país y mis raíces, pero al salir y realmente vivir en otro lugar te das cuenta de todos los vicios a los que los venezolanos estamos acostumbrados y no creo que sea saludable para mí volver. Mis padres viven allá, y por suerte no les falta mucho, entre toda la familia los ayudamos y volamos para vernos en vacaciones o navidad. Muy probablemente no volvería, quizás para visitar y ver cómo cambió (si es que esto sucede).

—Carlos, 31 años.

Volvería por un tiempo, sería una oportunidad increíble

Nadie te dice lo realmente difícil que es emigrar. Es algo que vives tú solo sin la ayuda de casi nadie. Te sientes solo, piensas en toda la vida que dejaste atrás y, además, no sabes si volverás alguna a vez a tener cierta estabilidad. No conoces las costumbres del lugar, la gente ni su manera de ver el mundo. Es complicadísimo. Además, si le agregas el contexto en el que los venezolanos emigramos, pues toda la película se torna mucho más complicada. Ver las imágenes de mis compatriotas venezolanos marchando y luchando por algo que por primera vez es realmente posible, te confieso que me pone el corazón apretadísimo. Me hace imaginarme muchos escenarios: ¿Cómo sería una nueva Venezuela? Muchos hemos aprendido a ver a nuestro país de una manera distinta desde el exilio: lo queremos y apreciamos más; hasta entendemos por qué pasaron muchas cosas de las que pasaron. Sí volvería a Venezuela, quizás por un tiempo para ver cómo me va. Pienso que sería una oportunidad increíble.

Puedes seguir a Diego en Instagram.

http://bit.ly/2DTIBV0

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s