¿Sabemos cuántas horas al día pasamos en el celular?


Artículo publicado por VICE Argentina

En apenas unas cuantas décadas el celular dejó de ser un objeto estorboso y caro para convertirse en una extensión de nuestro cuerpo. Salir de nuestras casas y olvidarnos el celular es algo impensado. Las nuevas estadísticas que nos dan nuestros propios teléfonos sobre el tiempo que les dedicamos son abrumadoras: pasamos la vida pegados a una pantalla.

Sin ir más lejos, dentro de la serie Black Mirror existe un capítulo donde las personas se califican entre ellas a través de una aplicación, así como calificamos un servicio de taxi, de delivery, quizás pronto calificaremos sonrisas. De esto mismo escribe Esteban Ierardo en Sociedad Pantalla, donde habla sobre nuestra relación con la tecnología, haciendo hincapié en la tecnodependencia. “Las personas son adictas al celular, la relación de ellas respecto a las redes la llamo el teatro virtual del yo, se basa en qué mostramos de nuestras vidas y cómo lo hacemos. Las redes les da a cada persona un instrumento para convertirse en el guionista de una historia que ella quiere representar”.


Relacionados: Estuvimos en el estudio de La Ponzoña, ventanita argentina con vista al infierno


Esteban le cuenta a VICE que en otros países del mundo existen clínicas para recuperar a gente obsesionada con la pantalla, el celular o las redes sociales. “El guión lo haces vos mismo y siempre es para las redes, para que el resto te vea y así generamos una imagen idealizada de lo que vos querés para tu vida. Esa construcción virtual de uno mismo genera ansiedad, la necesidad de sentirse menos solo por ejemplo, y eso tiene un costo psicológico importante”.

Hace pocos meses una marca importante de telefonía móvil hizo una encuesta a casi 50 mil argentinos sobre la invasión de los teléfonos en su cotidianidad. ¿Sos capaz de pasar 24 horas desconectado? Los resultados dieron a conocer que el 19 por ciento de los argentinos chequeó su celular durante su propio casamiento, el 54 por ciento lo revisa antes de levantarse de la cama y el 65 admite usarlo siempre que va al baño. Según este estudio las categorías en las que se divide la población son: los dependientes (aquellos que no pueden dejar de contestar mensajes inmediatamente, revisan sus teléfonos constantemente y muchas veces lo miran sin tener en claro qué están buscando) los fanáticos (son los que duermen con el celular al lado de su cama, quienes lo ven para chequear hora y clima pero se distraen con otra cosa mientras tanto) los conscientes (aquellos que logran un equilibrio entre la vida real y la vida virtual, tienen horarios y se pusieron limites) y los enamorados (quienes no pueden quedarse jamás sin batería y su uso es prácticamente por inercia).

En VICE le preguntamos a muchos jóvenes cuánto tiempo de su vida invertían frente a la pantalla del celular. Muchos prefieren no saber por miedo a asustarse de ellos mismos. La ansiedad que provoca enterarnos de cuánto tiempo exactamente pasamos en las redes sociales es abrumadora. “No quiero ni saber cuánto tiempo paso en Instagram”, me confesó Daniela de 26 años, “sé que son muchas horas las que paso con el celular en la mano, prefiero no tener el número exacto, salvo que el día de mañana me atropelle un auto por estar mirando hacia abajo” dijo Martín, 24.

Si tardamos mucho tiempo en responder algunas personas nos dan por muertas, si no vamos a los eventos que prometemos asistir otros amigos se preocupan y por supuesto, qué sería de nosotros sin tantas horas perdidas Stories sin terminar y viendo fotos ajenas en un timeline sin limite.

Verdaderamente nadie está demasiado orgulloso de eso. Advertir que no es necesario el exceso de controlar absolutamente todo lo que nos rodea sonaría utópico. “Sabemos que no necesitamos estar continuamente dando cuenta de todas las actividades que hacemos pero sin eso los algoritmos no existirían y muchas empresas no tendrían un público al cual responder” sostiene Ierardo.


Relacionados: ¿Qué tenemos en la cabeza cuando decidimos crear un Club de Fans?


En todo el mundo, el celular es la pantalla principal (y en muchos casos, la única) en la vida muchos jóvenes. Por otro lado, algunos si se animaron a contarle a VICE cómo lo viven, si pusieron un límite y cómo esto generó en sus vidas una preocupación que no tenían.

Josefina, 29 años, productora

1549559489122-WhatsApp-Image-2019-02-04-at-34926-PM

Limité Instagram, cuando el teléfono me mostró la cantidad de tiempo que invertía ahí me pareció un exceso, tenía cuatro, cinco, hasta siete horas de uso. Me pareció terrible que tenga cinco o siete horas cuando tengo 14 despierta. Lo limité a dos horas por día, que igual es un exceso, pero bueno, al principio llegaba al limite en la mitad del día, ahora ya no, creo que lo voy a reducir un poco más.

El momento del día que más uso Instragram es a la mañana, apenas me despierto hago eso, intento reducirlo porque me parece un bajón pasar tus primeras horas teniendo un consumo que ni siquiera te interesa, cosas en las que ni siquiera presto atención.

Laura, 21 años, productora

1549558921148-laura

Foto de Laura

En mi caso, la aplicación apareció sola en mi celular por una actualización del mismo. De un día al otro, tenia una notificación diciéndome cuánto lo usaba y aunque no me sorprendió la cantidad de horas, sí me preocupo ser consciente de eso. El número y los promedios son un hecho y no una aproximación. Según lo último que vi, uso el celular siete horas por día, siendo la primera aplicación Instagram y luego WPP. El hecho de usar más Instagram me preocupa porque es, sin duda, la app más ficticia de todas pero la más adictiva en un punto. La reducción del tiempo la veo difícil porque es mi herramienta de trabajo principal, pero tengo una regla que me impuse que es no usar el celular cuando estoy comiendo o pasando tiempo con amigos y familia, ahí si prefiero olvidarme de él.

Belén, 21 años, estudiante de medicina

1549558350243-belen

Foto de Belén

Uso una app que viene con el sistema operativo de apple y me dice que lo que más uso es Instagram, el último de la semana me marcó promedio de una hora 51 min, generalmente se me reduce cuando curso. No tengo tiempo límite, nunca me preocupó porque nunca vi un número alarmante pero si me pasó viendo el de otras amigas. Uso el celular para ver más que nada redes sociales o hablar por WPP y donde más lo uso es a la noche antes de dormir o cuando vuelvo de la universidad.

Felipe, 28 años, investigador

1549558632750-felipe

Foto de Felipe

Parece poco, pero es que estoy muchas veces, poco tiempo. Es la que más uso después de WPP. Después Twitter debe ser más o menos lo mismo de tiempo. Porque abro IG y después TW que lo uso para informarme. Instagram lo uso más para chusmear. Uso las redes sociales para distraerme, pero la mayoría de las veces, siento que es demasiado y ya generó una dependencia de la que no se puede salir, es difícil. Ya está ahí presente y hasta si uno se desconecta mucho tiempo, gente del entorno te pregunta si te pasa algo. Pero me gusta porque al tener amigos en todos lados del mundo es una forma de estar en todos lados. Podría bajar el tiempo, pero no desligarme por completo, ya es parte de mi.

Candela 19 años, estudiante

1549558655645-cande

Foto de Candela

Tengo la app de apple donde me dice la cantidad de horas diarias que uso el teléfono, aunque no tengo limite de tiempo pero se que puedo controlarlo, todavía no creo que sea un preocupación, ahora en vacaciones lo uso más claro. El uso de Instagram igual es constante, lo veo todo el día aunque sea un poco y más antes de irme a la cama. En este momento me marca tres horas y media.

Camila, 27 años, cineasta

1549558867767-WhatsApp-Image-2019-02-04-at-34933-PM

Foto de Camila

Tengo Screen Time que está integrada al sistema operativo de iPhone. Se que mi promedio es de tres horas y media por día. Es itinerante, hay semanas en que reduzco notablemente el uso en comparación con la anterior, y hay otras en donde lo incremento, pero por lo menos voy haciendo un seguimiento de cuánto tiempo pierdo frente a la pantalla. Mis apps límite son Instagram 10 minutos y Facebook 15 minutos. Me preocuparía mucho saber que un día completo (24 hrs) de mis 7 días a la semana los ocupé mirando de lleno una pantalla, porque en general al celular lo uso para sociabilizar y leer cosas en Internet, no para trabajar.

Ramiro, 32 años, Empresario

1549629447197-WhatsApp-Image-2019-02-08-at-93240-AM

Foto de Ramiro

Es incalculable el tiempo que uso el celular, 24 horas por día sería el límite pero tiene tantas apps funcionando a la vez que tengo que cargarlo un par de veces al día. Existe una app que se llama pushbullet app que sirve para integrar otras aplicaciones de escritorio a tu teléfono, entonces todo queda sincronizado. Mi tarea diaria es coordinar equipos de trabajo y usamos Trello (herramienta de gestión de proyectos) maás Slack (sistemas de chat de equipos), entonces cada vez que alguien avanza en alguna tarea, me llega la notificación, suena a martirio, pero la verdad que facilita el tele-trabajo y se puede estar en cualquier lado más que productivo y no encerrado entre cuatro paredes de la oficina.

No me da pudor confesar que tengo una leve afinidad a los mini juegos del play store. Cada vez vienen más simples y adictivos, me parece una genialidad con que logran hacerme perder horas en cumplir misiones pedorras como hacer pasar una bolita de un escalón a otro. No es fácil darse cuenta de la cantidad de tiempo que te consume. Todo ayuda poco a poco a volverte en un master en la procrastinación.

Sigue a Paloma en Twitter

http://bit.ly/2WQSEBJ

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s