Científicos reavivaron células de un mamut de hace 28,000 años


Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Según un estudio publicado recientemente en Scientific Reports, las células de un mamut lanudo que murió hace más de 28,000 años se han reactivado parcialmente dentro de óvulos de ratones.

El logro muestra que la actividad biológica puede ser inducida en las células de criaturas muertas hace tiempo, pero eso no significa que los científicos resucitarán animales extintos como mamuts en un futuro cercano.

Un equipo liderado por Kazuo Yamagata, biólogo de la Universidad de Kindai en Japón, extrajo células de los restos de “Yuka”, una joven mamut descubierta en 2010 en la costa del estrecho de Dmitry Laptev en el Lejano Oriente ruso.

Yuka estaba sepultada en permafrost, una capa de suelo congelado que a menudo puede mantener intactos la piel, el pelaje, el cerebro y otros tejidos más blandos de los animales muertos. Debido a que la condición de Yuka es particularmente buena, el equipo de Yamagata pudo extraer 88 estructuras similares a núcleos de sus tejidos musculares preservados.

Las células de mamut fueron implantadas en ovocitos de ratón, que son células ováricas involucradas en el desarrollo embrionario. Los investigadores también implantaron células de elefante en óvulos de ratón para tener una muestra de control.

Una vez que los núcleos celulares fueron incubados, parecían volver a despertarse, pero solo ligeramente. Las células no se dividieron, pero completaron algunos pasos que preceden a la división celular. Por ejemplo, los núcleos de mamut realizaron un proceso llamado “ensamblaje del huso”, que garantiza que los cromosomas se unan correctamente a las estructuras del huso antes de que una célula madre se divida en dos células hijas.

Hace unos diez años, otro equipo probó la misma técnica utilizando una momia de mamut de 15,000 años de edad, pero no logró estimular la actividad celular de ese espécimen.

El hecho de que las células de Yuka pudieran reavivarse parcialmente es un desarrollo emocionante y desafiante para los científicos interesados en clonar animales extintos. Por un lado, cierto grado de reactivación celular es claramente posible. Pero Yuka también es un espécimen excepcionalmente prístino, e incluso sus células no pudieron completar la división celular, un obstáculo importante que los científicos deben superar para lograr la de-extinción.

“Los resultados presentados aquí nos muestran una vez más la imposibilidad de facto de clonar el mamut con la tecnología actual de transferencia nuclear”, admitieron Yamagata y sus colegas en el estudio. Sin embargo, el “enfoque sienta las bases para evaluar las actividades biológicas de los núcleos en especies animales extintas”.

https://ift.tt/2UCYdSy

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s