#MeTooEscritoresMexicanos: La denuncia que motivó a que cientos de mujeres contaran sus abusos


Ana G. González no planeó el inicio del #MeTooEscritoresMexicanos cuando publicó en Twitter su acusación contra Herson Barona por golpear mujeres. No habló por ella, sino, por las cuatro víctimas que conocía desde que llegó hace unos años de Guadalajara a la Ciudad de México.

Los casos acusaban a Herson de embarazo, abandono, golpes, manipulación y gaslighting acontecidos en los últimos 10 años, aproximadamente.

“Este hombre, a quien 54 de ustedes siguen”, escribió refiriéndose a sus seguidores en común, “tiene una lista inmensa de mujeres que han salido a denunciar que las golpeó. Por lo menos una de ellas es una persona de mi círculo cercano. Si no sabían, se vale. Pero ahora que saben, no se junten con golpeadores”, dice el tuit publicado el pasado 21 de marzo, acompañado de una foto con el perfil de Herson.

En la publicación, Ana, comunicóloga política y feminista, acusaba directamente al escritor, pero sus acciones generaron la visibilización de más denuncias bajo un hashtag a nombre del movimiento #MeToo (iniciado en la industria del cine estadounidense en 2017) que desde el pasado fin de semana se ha llenado de denuncias contra el gremio de escritores, además de comenzar a extenderse a otros como periodistas, músicos, académicos, “dejando la pregunta latente de porqué parece que absolutamente todos los hombres son agresores”, dice.

En Twitter, la cuenta @MeTooEscritores también fue abierta este fin de semana para recibir y compartir testimonios anónimos. En los últimos tres días, han publicado 255 con historias de violencia física, psicológica y sexual ocurridos en diferentes lugares del país.

Las acusaciones contra Herson Barona también aumentaron. Ana dice que desde el jueves ha recibido alrededor de otros 10 casos de mujeres, quienes le platican situaciones similares de violencia por parte de él. Además de que reconoce la valentía de M. González, comunicadora feminista, por también hacer pública su acusación contra el escritor.
Mientras que Barona sólo se ha manifestado a través de su cuenta para negarlo todo.

Ana no es la protagonista del movimiento, aunque tenía previsto que pudiera generar tanto impacto. “Me abro a hablar porque entiendo que por mi parte hay una responsabilidad mediática de contar la historia completa, con todo y los matices, pero esto no se trata sobre mí. Ese tuit de Herson no fue por mí, fue por las víctimas. Intento dar contención emocional, pero creo positivo que se animen a contar su propia historia y de eso se trata el #MeToo, de decir ‘a mí también me pasó, lo voy a contar para que no te pase a ti’”.

Hasta el momento las repercusiones han estado en el apoyo de muchas mujeres. Pero también existen los comentarios que cuestionan el porqué no existe una denuncia en el Ministerio Público o la veracidad de las acusaciones, a lo que brevemente Ana responde: “no buscamos justicia en el ministerio público porque sabemos que allí no existe”.

También considera que existen matices en las denuncias, pues si bien el anonimato es válido, el crecimiento de la movilización puede generar futuros ataques, “como pasó con el #MeToo gringo van a usar esto en nuestra contra y cualquiera puede hacer un perfil falso y ponerle una foto de mujer. Yo sí veo a alguien haciendo una denuncia falsa de una cuenta falsa nada más para lastimar a su competidor. Lo pueden hacer, lo han hecho en el pasado y no veo porque lo harían otra vez”.

Tras las denuncias que siguen manifestándose en el hashtag #MeTooEscritoresMexicanos y que comienzan a llegar a otros gremios, Ana desea que esta movilización genere una reflexión en la que se atiendan los detalles de lo que ocurre, en la que la problemática de la violencia machista pueda articularse de diferentes maneras, tanto en lo público como lo privado, en la que exista una responsabilidad por parte de los congéneres.

Mientras, cuentas para difusión anónima continúan publicando en Twitter: @MeTooCine donde se reportan agresiones por parte de hombres de la industria mexicana tiene más de 80 publicaciones en su primer fin de semana; para denuncias a periodistas se registran en @PeriodistasPUM y @MeTooPeriodista donde actualmente hay casos de comunicadores de medios como Reforma, Multimedios, Foro TV y El Deforma. Y algunas otras cuentas comienzan a reunir un par de denuncias anónimas de otros grupos como @MeTooMedicina, @MeTooMusicaMX y más.

“Debemos cuestionarnos qué sigue”, dice Ana. “Pido que exista una reflexión, que no nos quedemos con pensar ‘qué mala onda que esto pasa’. Ojalá esto sea una manera de articularnos todas, armarnos todas y tumbar lo que está pasando. El punto siempre fue evitar nuevas víctimas y espero se logre eso”.

@NoSoyPatty

https://ift.tt/2HQTGbH

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s