Mi obra antes que mi nombre: Una charla con Lou Fresco


Para el consumidor habitual del hip hop de manufactura hispanoparlante, Lou Fresco –alter ego de Lil Supa’– y N-Wise Allah son dos nombres a los que se les guarda culto especial en vitrinas mentales. Armadores estelares en duelas y concreto. Gurús de la manteca pop a través de su impecable dominio del juego de referencias culturales –que pueden pasar por Lavoe, Big Pun, Pippen o Elvis Crespo, todos en el mismo track. Científicos liricales que experimentan con sílabas extraídas de idiomas distintos, del español al inglés y de ahí al francés –como responsablemente dicen ellos, “la marginalité no entiende de nationalité”.

Es desde ahí, desde ese magnetismo de cualidades análogas –cada uno con sus propias skills e ingredientes identitarios–, que Marlon e Iker decidieron darle forma a uno de los juntes titánicos del rap de la región: Zú representando al YoYoDojo, el colectivo de mayor filo de la rima venezolana, y N-Y a MDE Click, agrupación canónica del rap ibérico desde Miranda de Ebro.

WIZ es el nombre de la obra ilustrada que reúne a ambos exponentes en cuatro actos de conocimiento mágico, sabiduría de la calle, códigos de conducta, pensamientos aspiracionales. El hip hop de vuelta a la periferia, a la lobreguez del único faro encendido, envuelto en una especie de synthwave para hacer correr el descapotable bajo la luna, un concepto estético que se ve oportunamente trasladado al arte del material obra de Mago Clyn, y a la producción de los tracks, obra de personajes como la pareja suiza Tru Comers –quienes participan en “Marginal”, primer adelanto del EP también junto al suizo Buds Penseur de La Base–, el catalán C. Spaulding, y RTTC Committee de Chile en “C.L.I.C.K.”.

Con el material rondando entre ya audífonos y bocinas, conectamos con Fresco vía mail para platicar del EP, de real reconociendo a real, de sus identidades distintas cobrando nuevas dimensiones, de la relevancia del Dojo en la región, y de sus intenciones venideras. “Cuando llegue el momento, que tengan buen provecho”.

NOISEY: WIZ, sabiduría mágica de la calle, el estado mental de la marginalidad, hablar de la carencia pero también de la aspiración. No hay conocimiento más iluminado que ese. “Jovenes dioses buscando un plan B, no llegamos a la NBA”, “Uh, la marginalité no entiende de nacionalité”. ¿Por qué el hip hop tiene problemas hablando de la calle desde la glorificación y no desde las conductas, las ambiciones, las intenciones, los planos mentales Fresco: No hay que olvidar que el hip-hop es un reflejo de la vida, pero también es música y la música es un estado mental.

¿Qué valor tiene para ti como artista hecho esto de real recognize real , de acercarse a otros colectivos y colaborar desde un sentido puramente genuino, de reconocer sobrepasando el ingrediente competitivo del hip hop?
Para mí es un proceso natural, pues desde mis inicios he formado parte de colectivos (Bas.y.Co, El Dojo, Caribes, etc) que, si bien, creamos una identidad grupal, también nos enseña a trabajar en equipo, reconocer roles, conocer la importancia del respeto y la admiración hacia los compañeros es fundamental en la toma de decisiones. Recordemos que fuimos y somos fans del hip-hop, por sentirme identificado con el trabajo de Íker, siempre estoy dispuesto a hacer estas conexiones que considero necesarias para (mí), el crecimiento de la movida.

1562792158890-0273E6B4-A2E1-42B6-83E0-425A46CE82F1

N-Wise y Fresco (Foto cortesía).

¿Cómo fue el junte con Íker? ¿De dónde nace la intención del material conjunto?
Hace algunos años que establecimos comunicación por las redes, un tiempo después nos conocimos personalmente y sabíamos que en cualquier momento había que colaborar. El plan inicial era tal vez hacer un sencillo, pero una cosa llevó a la otra y en la selección de beats, terminamos haciendo WIZ.

Platícame de la atmósfera, del trabajo conceptual del EP. Yo lo percibo, a partir del arte portada y de las producciones, especialmente las de C. Spaulding, como algo bajo esta aura de synthwave oriental. “A toda velocidad en un classic Malibú”. ¿Cómo lo sientes tú y cómo fue llegar a ese lugar conceptual junto a N-Wise?
Tanto Íker como yo, somos unos freaks con esto de “el sonido”. Las experiencias individuales hacen todo más fácil a la hora de seleccionar instrumentales. En lo personal, eso de las etiquetas ya lo superé hace mucho, prefiero que las sensaciones hablen por mí y me dejo llevar por el oído. Solo intento no repetirme de un proyecto a otro. Trabajar desde la humildad con uno de los mejores, sólo puede dar resultados positivos.

Hay dos elementos que distinguen a Iker y a ti: el juego de referencias, la manteca pop; y también la propia circulación entre idiomas, esencialmente inglés y español aunque acá hay también francés. Y en ese sentido, creo que acá hay una cima para el rap hispanoparlante desde ambos de esos ángulos. ¿Lo consideras también así? ¿Qué posibilidades les abrió líricamente su habilidad para explotar estas cualidades?
Una de las características de N-Wise que llamó mi atención ipso facto fue el spanglish, puesto que yo también hago uso de ese recurso. Ya que nuestras influencias son en su mayoría anglo y francés, es normal ir en esa búsqueda. Entiendo que el experimentar otros idiomas facilita la adaptación en este juego –en el que no inventamos nada–, pero te hace entender diferentes contextos y te da cierta ventaja ante el resto.

1562792813870-3FA1ADE7-E4C0-4AA5-9F03-6E6F9B2D5966

Arte de “ELVIRA”, primer track de WIZ. Ilustración por @magoclyn.

¿Cómo es elaborar este tipo de proyectos de doble micrófono? ¿Por qué la decisión de encaminar este momento de tu carrera hacia estos esfuerzos con RayOne y N-Wise?
El tríptico ERA junto a mi hermano Ray es producto de una relación familiar de más de 15 años. Para los que no saben, Ray es el personaje más influyente en el crecimiento del graffiti venezolano en la primera década de los 2000, fundador del colectivo Caribes e integrante vitalicio del grupo Bas.y.Co (que también integran personajes como Rxnde Akozta y Canserbero, entre otros). La carrera de Ray-One en el rap parecía estar en pausa y vi propicio el momento para publicar algo como previa a su próximo disco a dúo con otro hermano venezolano –Nichess One– bajo el nombre de Finest Cuts. El 2018 lo dediqué a los proyectos colaborativos, publiqué temas con Reke, Superbad Solace (Timeless Truth), un ensayo fotográfico llamado “HECATOMBE” junto a Dark (de La Maldita Infamia), “OCEÁNICA” junto a Elio Toffana y Dano, además de grabar ERA y WIZ. también hicimos el primer álbum de El Dojo. Aún faltan otras cositas por publicar de lo que hice durante el año pasado.

“Cambié de nombre pa’ mejor como Cassius”, “nací como Supa y moriré como Fresco”. Tu evolución de identidades –con sus momentos y características– parece estar muy clara para quienes crecimos con Zú, conocemos quien es es quien, sin embargo, creo que en este material hay un nuevo punto clave, ya muy marcado, dentro de ese arco narrativo. ¿Este momento lo que podría llamarse el adiós definitivo de Supa, que todavía asomaba cabeza en momentos de Serio ? ¿Qué implicaciones tiene ello a nivel artístico para ti?
RZA, Muhammad Alí o Mos Def son algunos de mis referentes en relación a este juego de seudónimos o “cambios de nombre”. Ser cinéfilo también me ayuda a comprender que la caracterización puede ser de mucha ayuda a la hora de superar miedos o inseguridades e incluso a sacar mejor provecho de las virtudes del ser. La verdad, mi intención principal con Lou Fresco era desarrollar el álbum SERIO, pero lo que descubrí con esa personificación fue mucho más allá de un álbum, sentí que me reinventé, justo en el momento que lo necesitaba. Esta inquietud nació en mi adolescencia y ahora tengo más de 30, era un hobby y ahora mi principal sustento, todo cambia.

Lil Supa’ tiene su historia de rap, pero yo estoy hecho –también– de diseño, fotografía y cine, así que, por respeto a ese historial, decidí separar un alter ego de otro para desarrollar el disco, ya que hay diferencias notables (conceptuales y estéticas) entre Lou y Supa’. No hay que decirle adiós a ninguno, simplemente yo decido cuándo, dónde y a quién personificar según el proyecto o mi estado mental. Lil Supa’ es parte de mí, como también Marc Ginale, Fresco y otro montón de a.k.a.’s que habitan en mi mente. Siempre he dicho que quiero ser recordado por mi obra, más que por mi nombre, aunque si tengo que elegir una firma en los libros, el creador de todo esto es Marlon Morales Santana.

¿Qué legado sientes estar construyendo, como una de las mitades de este proyecto, pero también como parte crucial del Dojo, uno de los colectivos más relevantes en la historia del rap latino?
Este proyecto es la materialización de una –de tantas– alianza necesarias para el rap de habla hispana, es el “encuentro de dos mundos”, que a pesar de sus diferencias, tienen gustos similares y aspiraciones en común. WIZ es el comienzo de un ciclo, no el final. Mi rol en El Dojo es servir de guía, alzar la bandera venezolana en todo el mundo, lo asumo con orgullo y es un honor ser parte de un grupo que sin duda representa un antes y después en la historia del hip-hop latinoamericano.

¿Dónde estás ahora? ¿Qué estás haciendo? ¿Qué proyectos hay para el futuro cercano? Ahora mismo cuido de mi mujer y el ser de luz que viene en camino, es mi prioridad. Estoy entre Venezuela y el resto del planeta, literal. Valoro mucho mi tiempo en casa, con la familia. Como dije antes, queda todavía mucho material en el horno cocinándose a fuego lento. Cuando llegue el momento, que tengan buen provecho.

Conéctate con Noisey en Instagram.

https://ift.tt/30AAOnD

Anuncios

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s